lunes, diciembre 10, 2012

La primera vez...

Podría escribir sobre aquella inolvidable primera vez; Hace unos quince años, era una dulce y templada noche de verano en las tranquilas calles de la colonia del valle, diligente a cumplir mi misión; ir, comprar y regresar con quesadillas para 5 personas y devolverle el cambio a mi padre...de una camioneta rotulada como "Fuerzas de Tarea" bajaron tres policías con armas largas, "Las manos a la cabeza cabrón", "tírate al piso" "que te tires al piso, pendejo" "abre las piernas" (el cateo ocurrió con un rifle de asalto en mi cabeza y una bota en mi espalda) "date la vuelta lentamente" "yo creo que este no es, esta muy chamaco"... y podría seguir anécdota por anécdota, hasta juntar decenas, y juntarlas con las decenas de anécdotas de las personas que conozco...y luego compararlas con las anécdotas cuando alguien gritaba "Llamen a una patrulla!" y la patrulla no llego... ¿por que delegaría un concepto como "Seguridad" en manos del Estado?, si mi larga experiencia indica que todos (menos uno; Fernando comisario en San Luis Potosí) son corruptos (respecto al poder y la autoridad) , negligentes, abusivos, incapaces, flojos, idiotas, ignorantes y violentos.
¿Cuantas veces me habré preguntado? ¿por que no soy policía?, ¿cuantas veces me habré respondido? que jamas podre subordinar Las Justicias a Las Leyes, ¿que soberbia me hace pensar que yo soy un hombre Justo?...¿respecto a que? ¿a quienes? tal vez no es soberbia, tal vez son mis remordimientos o el tormentoso laberinto de mis dilemas morales, la rectitud es volitiva en las criaturas de libre albedrío, requiriendo ajuste éticos en contradicción con la conveniencia de sobrevivir... definitivamente yo no pertenezco al conjunto abstracto e hipócrita de los que se conciben como "los buenos" ...es imposible, pertenezco al conjunto concreto de "Los que caminan en la obscuridad"
 La Justicia y La Libertad no serán vigiladas, garantizadas, ni otorgadas por el Estado y sus policías, pero las calles, necesitan Justicia y Libertad ahora me pregunto ¿alguien quiere caminar conmigo? 
- D. E. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario