sábado, diciembre 22, 2012

Acteal: 15 años después.

El 22 de diciembre de 1997 yo tenía 7 años y 15 días. No supe que había pasado ese día en Acteal. Hoy, tengo 22 años y 15 días. Ahora sé varias cosillas sobre ese día. Por ejemplo, Emilio Chuayfett, el secretario de educación pública actual, era en ese entonces secretario de gobernación, el tipo renunció días después de la masacre. De todos los encarcelados la mayoría ya está liberados aunque aceptaron que estuvieron ahí, disparando, asesinando. Hace unos cinco años incluso señalaron donde estaban escondidas sus herramientas de matar, algunos han regresado a su tierra que no es suya porque le dispararon.

El tiempo pasa, los muertos se mueren más, los sobrevivientes se hacen más viejos, los dinosaurios vuelven al poder, los asesinos son absueltos de sus culpas, los asesinos que planearon desde arriba siguen viviendo cómodamente en sus casas lujosas.

¿Y la justicia? La seguimos buscando.

Las abejas siguen trabajando. Los zapatistas y sus simpatizantes vuelven a decir en estos tiempos turbulentos: "aquí estamos" mientras caminan de a 40 mil por calles de Chiapas con el puño arriba. Las palabras vuelven a presentarse y el mundo no se acabó pero hay que agarrarlo pa' que no se caiga. Hay que acordarse de ese pueblito llamado Acteal, de sus 45 muertos "Porque morir no duele, lo que duele es el olvido." dice Marcos por ahí. A ese pueblito, y a todos nosotros, nos falta esa palabra que asusta a los asesinos: Justicia.

Los muertos siguen pidiendo justicia. Acteal todavía duele. Acteal lleva 15 años zumbandonos en los oídos. Acteal no se ha olvidado.
 - K. o E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario