miércoles, enero 06, 2010

... de peajes y comedores

Primero que nada, Feliz año a todos. Que si no es de insurgencia, al menos mantengámonos activos y críticos. Y por qué no, felices.
Hace rato pasé por el metro, el medio de transporte que mas se usa en esta ciudad. Precisamente el año nuevo nos trajo varios aumentos, en particular el metro ahora cuesta 3 pesos. Esto es un aumento del 50% sobre su valor anterior, aunque la proclama es que el viaje tiene un costo real de 9 pesos. Es un asunto muy relativo en realidad, y de hecho es uno de los mas justificados, aunque seguro va a ser de los que mas duelan.
Pero bueno, el punto es que a la salida había unos señores repartiendo información acerca de los nuevos comedores comunitarios que se instalaron a lo largo de la ciudad. No me tocó panfleto, pero ya viendo de que se trata, he de decir que me parece un muy buena idea. Supongo que a muchos ya se les había ocurrido pensar que si se hacían comedores para muchas personas, la comida iba a salir mucho mas barata de lo que se consigue en un local comercial. El problema era más bien la convicción de hacer algo así y echarse encima a los empresarios que lo unico que les interesa es ganar dinero.
Este tipo de acciones son las que hemos discutido tantas veces, y que se pensaban útopicas. Digo, no pongo las manos en el fuego por nadie, pero me parece que hay mucha diferencia entre eso y acciones como la guerra contra el narcotráfico, que lo que dejan es muerte y miedo.
Aunque habrá que ver lo que pasa ahora que se declaro necesidad de la ciudad la construcción de dos tramos mas del segundo piso de periférico, los cuales tendrán tarifas de peaje, supuestamente para solventar la inversión.
Lo raro es que primero se diga que la solución al problema de movilidad en el DF es el transporte público, pero a la vez se apueste por proyectos concedidos a la iniciativa privada.
Cabe recordar que hace poco se hizo algo parecido en un tramo que conecta el DF con el Estado de México. El Viaducto Elevado Bicentenario es una obra encargada a una empresa española (de entrada el malinchísmo), la cuál se propone cobrar por las tarjetas de acceso entre 150 y 200 pesos, además de $1.20 por cada Kilómetro recorrido. Dicho de otra forma, dados los 22 kilómetros que tiene, un viaje de ida costará unos $26.40 pesos, y quién va, regresa. Eso son unos $1000 mensuales menos para aquellas personas que tienen que tomar ese tramo para trabajar.
Por lo que tengo entendido, esa obra se hizo con recursos privados pero que serán cobrados al erario, o sea, a todos. y como hay que pagar mas de 4 mil millones de pesos, pues es fácil sacarlos de los usuarios, y todo ese dinero se va para esa empresa extranjera y aquellos que les facilitaron todo.
Pero obvio, nadie dice nada y nadie hace nada. ¿Que pasaría si nadie la usara?
Con lo que esta por pasar en el DF, tenemos que estar atentos de como se van a dar las cosas. Parece ser que esos dos tramos nuevos serán otorgados a empresas privadas y el dinero recaudado será para pagar la obra completamente. Entonces, teóricamente solo quien la usa la paga.
Flota por ahí la idea de que la solución a muchos problemas tanto de movilidad como ecológicos es encarecer el uso del automóvil y mejorar el transporte publico, cosa que no suena tan mal, de no ser por el hecho de que el transporte publico se está privatizando poco a poco y ni quien se de cuenta. O acaso el dinero que se gana con el metrobús le retribuye a la ciudad? No, solo al gordito mas rico del mundo. Y recordemos que las rutas por donde este pasa están libres de microbuses, así que ni alternativa tenemos.
Me parece que es muy aventurado el solo decir que ese tipo de obras se necesitan pero que no las puede hacer el gobierno. ¿Que eso no es lo mismo que decir que estamos poniendo en manos privadas nuestras necesidades mas elementales? Si son cosas que se necesitan tanto, no deberían manejarlas aquellos que solo ven por si mismos. ¿Que acaso no podemos nosotros solos? ¿Para que tanto estudio? ¿Para que tanto relajo con el sobre cupo en las universidades? Tenemos los medios y tenemos la gente, pero es más fácil dejar que otros lo hagan y salir del hoyo rápido, a aprender de nuestros errores para volvernos autosuficientes...

Pues decía yo, Feliz año nuevo a todos! Y hagamos que sea un año nuevo de verdad, y no únicamente un volver a empezar la cuenta de los días.

2 comentarios:

  1. Pues primero que naaa ¡¡¡Feliz año a todXs lXs compas contribuyentes del blog, que venga lleno de victorias!!!
    ORa si que empezaste el año bombardeando con reflexiones, pero pues con la situacion del pais no es para menos y me cai que tienes razon, terrible pero si, es más facil dejar que otros lo hagan. bueno pues en éste sentido no sería mal proposito de año nuevo(jeje) el tratar de sacar adelante la autogestion, el no delegar nuestras responsabilidades a otros.

    me queda una pregunta de la entrada ¿De donde viene la iniciativa de los comedores populares??

    ResponderEliminar
  2. Feliz año de vuelta!! Gracias por compartir con nosotros, mano, es bueno ver que de pronto nos podemos poner la pilas. En fin, algunos comentarios a tu artículo:
    Primero, sobre los Comedores Populares, pues no sé de dónde habrá venido esa iniciativa (entiendo que prácticamente viene del Gobierno de la Ciudad, no es cierto? Pero no sé de dónde venga la propuesta originalmente, dónde se haya pensado, pues) pero les comparto que me tocó enterarme de comedores populares en Brasil (no pude ir nunca a ninguno, me enteré muy tarde, pero sí conocí gente que los frecuentaba), y me pareció excelente la idea.
    Lo principal es dar apoyo a la gente más necesitada, es decir, a los pobres y fundamentalmente a quienes están en pobreza alimentaria (o alimenticia?), pero a los mochileros también les hace un parote. Lo que se da es una comida básica con un costo de 1 real, que venía a ser como 7 pesos el verano pasado, cuando las comidas corridas más baratas que se podían encontrar por allá estaban alrededor de los 4 y 6 reales. Así que, bienvenida la propuesta, ojalá sea un gran logro; ciertamente hay una gran diferencia entre esas políticas, así como la de despenalización del aborto, y las de la extrema derecha del gobierno federal. Lamentablemente eso no nos dice demasiado, cuando en las cosas más importantes los políticos de "izquierda" terminan completamente vendidos, con sus contadas excepciones. En fin...
    De los segundos pisos, recuerdo una crónica sobre la ciudad (del nombre del libro en que la leí no me acuerdo ahora) que decía que en esas construcciones lo que se lograba era dividir la ciudad, virtualmente formar dos ciudades, la de las alturas, limpia y brillante, destinada a los privilegiados de siempre, y una ciudad que, estando al nivel del suelo, era al mismo tiempo subterranea, sepultada en los grande puentes que unían las partes "bien" de la ciudad. Una ciudad para el capital, una para el trabajo asalariado, sobrepuestas y cada día más lejanas una de otra. Para los pobres y trabajadores, suciedad, oscuridad, malfuncionamiento, insanidad... Para los ricos, hágase tu voluntad (un poquito ayudada), Señor.
    No estoy muy seguro sobre tu cuestionamiento sobre si nadie usara esos segundos pisos. Lo masticaré un rato, quizá después lo extiendas tú. Y sobre los contratos, ciertamente es escandaloso... tienes alguna fuente para respaldar lo que dices? Si la tienes, compártela, si no, sería bueno conseguirla, no?

    Vale, de nuevo, gracias por compartir, un abrazo.

    ResponderEliminar