miércoles, noviembre 26, 2008

Cabballo negro

qué tal banda, pue saquí nuevament emolestando jeje, pues termine un segundo cuento sobre la muerte y pues slos dejo par aque nuevamente lo destrocen jejeje a ve rqué tal les parece
saludos a todos
ciao

El caballo negro y el barranco
Estoy siendo arrastrado, arrastrado por un caballo negro. Un caballo negro imaginario e intangible. Ese caballo que nos arrastra a todos; ese caballo negro que llamamos tiempo.
Voy siendo arrastrado. Arrastrado por un caballo negro, atado de pies y manos, sin poder retroceder, sin poder detenerme. Soy un ser rastrero del caballo negro… y no sé a dónde voy.
Soy arrastrado por el caballo negro, atado de pies y manos. Voy siendo arrastrado sobre mi pecho, en un camino pedregoso y doloroso: un camino al que llamamos vida.
Por el camino se me encajan piedras. Piedras entre las costillas, formando heridas; heridas que me hacen sangrar y gritar, pero sin embargo, no tardan en sanar.
Soy un ser rastrero del caballo negro, atado de pies y manos, con heridas en el pecho. Profundas cicatrices que llamamos experiencia.
Al ser arrastrado trato de observar el camino, y cuando todo parece verse claro, me doy cuenta que voy con los ojos vendados.
Estoy siendo arrastrado por un caballo negro, atado de pies y manos, por un camino empedrado y con los ojos vendados.
El camino deja de ser pedregoso, y hasta parece que empiezo a ser arrastrado sobre flores; bellas y suaves flores. El caballo parece acelerar el paso.
Soy un rastrero del caballo negro, y cuando por fin empiezo a sentir las flores del camino sobre mi pecho, me doy cuenta que he llegado al final.
El caballo me arrastra hasta un barranco, un barranco sin fondo. Un barranco oscuro y tenebroso; Es un barranco que totalmente desconozco
Al final, el caballo me ha aventado a ese barranco, ese barranco común, ese barranco que está hacia el sur.
Voy cayendo, y me doy cuenta que no es un barranco oscuro; es una fosa común, mejor conocida como el ultimo adiós, nuestro último aliento, el último latido, el beso negro. Esa fosa que a mi me gusta llamar… Muerte.

2 comentarios:

  1. Bravo Kynky! Vas bien. Que diferencia entre esto y las cadenas basura ;)
    Me parece que empiezas a desarrollar un estilo interesante, a veces un poco complicado, pero me agrada su evolucion. Y también me gusta que plasmes en palabras muchos sentimientos que uno puede llegar a tener, pero dificilmente se detiene a pensar. Solo un detalle... el beso negro no es la muerte. jaja Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, si no es la muerte, pero sí se entiende lo que quiso decir, tampoco hay que ser tan estrictos, se le podría llamar así a la muerte también.
    Me gustó mucho Kyno, espero que nos deleites con muchos más =D

    ResponderEliminar